A dos meses de cumplirse el período dado por la Junta de Extremadura para que los municipios aprueben la nueva ordenanza que regula la concesión de tarjetas de estacionamiento para personas con discapacidad por movilidad achicada, en Badajoz sigue pendiente que el artículo reciba el visto bueno del pleno municipal. Este retraso «preocupa» a la Asociación para la Atención y la Integración Popular de las Personas con Discapacidad Física de Extremadura (Apamex), que urge al ayuntamiento que resuelva con celeridad este trámite, ya que los presentes privilegios de estacionamiento serán cancelados el próximo 9 de febrero del 2021 y no se van a poder solicitar otra vez hasta que la nueva ordenanza sea ratificada en sesión plenaria.

La fecha límite para que los ayuntamientos implanten este modelo de tarjeta se fijó tras la entrada en vigor, el 9 de febrero del año en curso, del Registro Autonómico de Tarjetas de Estacionamiento para Personas con Discapacidad, dando así cumplimiento al reglamento que regula las reglas de accesibilidad universal en la edificación, espacios públicos urbanizados, espacios públicos naturales y el transporte, aprobado por decreto el 1 de agosto del 2018. En este registro se deben anotar todas las tarjetas expedidas por los ayuntamientos extremeños, ya que es requisito importante para dar a estos privilegios plena validez y derechos reconocidos a sus sucesos.

El presidente de Apamex, Jesús Gumiel, explicó que más de 120 ayuntamientos de la región ya han aprobado esta novedosa ordenanza, incluso durante el confinamiento en plenos celebrados de forma telemática, y lamentó que en la situacion de Badajoz aún no se haya resuelto este trámite. «Es una situación especialmente grave, porque las novedosas tarjetas no se podrán pedir si no se aprueba antes la ordenanza, y faltan solo nueve semanas a fin de que las presentes dejen de ser válidas», advirtió.

La asociación ha remitido el modelo de ordenanza que han elaborado a todos los ayuntamientos, incluyendo el de la capital pacense, que tiene dentro el articulado base tanto para la concesión de tarjetas de estacionamiento como las plazas reservadas para los titulares de exactamente las mismas, ajustado a la normativa de disponibilidad de Extremadura y de España. Este artículo, según destacó Gumiel, es el que han incorporado la mayor parte de ayuntamientos y confía en que también sea el que se apruebe en Badajoz cuanto antes. Este períodico solicitó información al ayuntamiento sobre la previsión para llevar este trámite a pleno, mas no consiguió respuesta.

Peticiones

Las personas con discapacidad interesadas en obtener la nueva tarjeta de estacionamiento tienen que solicitarla en el municipio de la población donde se encuentre su domicilio. En el momento en que el consistorio compruebe que el demandante cumple los requisitos establecidos, trasladará los datos a la Consejería de Movilidad, Transporte y Vivienda para su cotejo e inclusión en el registro autonómico. Una vez se conceda, el municipio la entregará al solicitante de forma gratuita y acompañada por las reglas para su uso. Su validez va a ser de 5 años en todo el territorio español y en la Unión Europea.

El presidente de Apamex destacó que este registro deja que exista un mayor control sobre la concesión de estas tarjetas, pues los requisitos «son más pormenorizados» que antes. En este sentido, apuntó que Badajoz se encuentra dentro de las poblaciones donde se han expedido de manera más «estricta» estas autorizaciones, mas reconoció que en otros muchos ayuntamientos ha existido «mucha elasticidad e inclusive mala praxis», pues se han entregado tarjetas con un fácil certificado. «Ahora se podrán cotejar y controlar y los únicos que las van a dejar de tener son los que jamás debieron tenerlas», defendió Gumiel.






Fuente