El Servicio Extremeño de Salud (SES) ha vacunado contra la gripe en las primeras tres semanas de la presente campaña de vacunación a 200.000 extremeños, un número superior al alcanzado en una cualquiera de las temporadas de gripe completas de los últimos diez años.

Desde el momento en que se inició la campaña, el pasado 13 de octubre, hasta el día 2 de noviembre, se han vacunado en la red social región 199.366 usuarios, más que en los un par de meses que duró la campaña 2019-2020 (187.663 hasta principios de enero), o bien en cualquiera de las temporadas de gripe desde 2010, cuyas cantidades finales de vacunación fluctuaron entre 169.000 y 191.000 personas.

El aumento de las cifras de vacunación se está registrando en los dos principales conjuntos de edad de la población-diana, mas es «fundamentalmente considerable» entre las personas con menos de 65 años.

Mientras que a lo largo de toda la campaña del año pasado se vacunaron un total de 62.831 usuarios de este grupo, en la presente ya lo han hecho 72.339, 9.500 más, cuando sólo han transcurrido tres semanas desde que se inició, destaca la Junta en una publicación oficial.

De los mayores de 65 años, el colectivo más variado de la población-diana de esta vacuna compuesto por unas 240.000 personas, el pasado 2 de noviembre ahora se habían vacunado 126.912, 3.000 más que en toda la temporada previo (124.003).

El «buen ritmo» de la campaña de inmunización en frente de la gripe es semejante en toda la región. Las áreas de salud de Badajoz (46.123 usuarios vacunados), Cáceres (35.061), Coria (10.476), Llerena-Zafra (20.178), Navalmoral (9.723) y Plasencia (24.603) han superado ya a esta altura sus cantidades de la campaña 2019-2020 completa, y las de Don Benito-Villanueva (27.803) y Mérida (25.399) prácticamente las han igualado.

Para conseguir estas cantidades de vacunación en sólo tres semanas, los profesionales de los centros de Atención Principal están haciendo «vacunaciones extraordinarias» en horario de tarde en muchos centros de salud, o gestionando la vacuna a los usuarios aprovechando una consulta para cualquier otro fundamento, siguiendo el método de «acto único» para intentar que los ciudadanos resuelvan todo lo posible en solo una visita al centro.

Además ha sido necesario un «esfuerzo inusual» en la distribución de las vacunas a los puntos de vacunación. Mientras que en toda la campaña 2019-2020 se distribuyeron en suma 214.810 dosis, el 2 de noviembre del actual año se habían distribuido ya 312.000, casi 100.000 más.

La distribución de las vacunas es una «labor complicada», coordinada desde la Dirección General de Salud Pública, debido a que por cuestiones de espacio y garantía de conservación, debe programarse en numerosas entregas periódicas a cada punto de vacunación. Para eso hay coordinar a todos los actores que intervienen en el desarrollo: los laboratorios suministradores de cada uno de los diferentes tipos de vacuna, las direcciones de salud de las áreas y todos y cada uno de los centros de salud y otros puntos de vacunación de todo el territorio regional.

El SES se ha marcado como objetivos para esta campaña vacunar al 75 por ciento de los superiores de 65 años y al 60 por ciento de otra gente con factores de compromiso independientemente de su edad. A fecha 2 de noviembre se había alcanzado una tasa de cobertura del 52,63% en la población mayor de 65 años (241.139 personas), y un 48,17% entre los inferiores de esa edad con causantes de riesgo (150.149).

La campaña de vacunación permanecerá activa cuando menos hasta el 31 de diciembre. El SES cuenta para esta temporada con un total de 391.000 dosis, un 45 por ciento más que la campaña del año pasado.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí