La Guardia Civil detuvo a un vecino de Mérida por un presunto delito de narcotráfico al interferir con 1.000 gramos de hachís mientras viajaba como interno de un vehículo de servicio de transporte con conductor por la N-432 término municipal de Puebla de Sancho Pérez.

Al identificar a su conductor, un vecino de Bollullos de la Mitación (Sevilla) y a su interno de Mérida, los agentes notaron cierto nerviosismo en el comportamiento de este último, que tiene antecedentes de delitos relacionados con las drogas.

Ante la sospecha de que pudiera portar un estupefaciente, los agentes realizaron un examen más a fondo de sus pertenencias y encontraron 200 gramos de hachís en una bolsa personal y debajo de su ropa, que estaba atada a su cuerpo con una película transparente a modo de cinturón, 800 gramos adicionales de la misma sustancia. Medicación distribuida en un total de diez comprimidos.

De las gestiones realizadas se desprende que el viaje organizado por Mérida a través de Internet era desde Sevilla y que su destino final era la ciudad de Badajoz. Lugar donde se supone que se distribuirá el hash intermedio.

Con las pruebas incriminatorias, fue encarcelado por un presunto delito de salud pública que, junto con el proceso iniciado por los hechos, fue llevado al Juzgado de Instrucción de Zafra.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí